puntos-suspensivosHay quien te lee a la perfección pero sólo en horizontal, quien se cuelga de unos píxeles y cree conocerte porque te descubre en digital y quien, simplemente, te lea como te lea, te lee mal.

Una no sabe ya si es una cuestión de comprensión lectora o que este libro está mal escrito, lleno de faltas de ortografía o de puntos suspensivos que no llevan a ningún lugar.

Y a mí me parece sencillo: estas páginas no son de hielo, pero tampoco de cristal. Si estás atento, si me resigues con el dedo, no sabes lo que puedes encontrar.

 

 

Anuncios