Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

¿Os acordáis de cuando una entrevista era más interesante que un tuit falso?

¿Y de cuando un ladrón era condenado por sus delitos?

¿Y de cuando no pagábais la deuda de bancos que después compraban otros bancos extranjeros?

¿Y de cuando hacía frío y podíais encender la calefacción sin temer perder un riñón?

¿Y de cuando el registro de una sede de un partido político abría portadas y tumbaba a los afectados?

¿Os acordáis de cuando Gallardón era el moderado del PP?

¿Y de cuando no lo fiábais todo a la lotería para hacer ese corte de mangas tan deseado?

¿Os acordáis de cuando todo no daba ganas de vomitar, de huir, de gritar, de llorar? ¿Os acordáis de cuando en los diarios había algo más interesante que sus viñetas?

Semana muy negra, especialmente para las mujeres. Así acabamos el año. Y no es una anécdota. Así empezaremos el siguiente. Y así hasta que gobiernen otros. Y entonces las penas serán otras. Pero penas igualmente. Descrédito absoluto. Desconfianza máxima. Estamos tan rotos que a ver quién es el valiente (y paciente) que se pone a recomponer los pedazos.

Anuncios