Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Secretitos a la oreja son cosa de viejas… Muchos silencios convenientes, muchas bocas que tapar y muchas, 90.000, que ya no pueden callar más. Y luego están los que no callan ni debajo del agua.

Anuncios