Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Dale una arma a alguien y la usará. Aunque tenga los mismos problemas que tú. No existe la fraternidad cuando uno se cree con más poder sólo por vestir una porra o una pistola. Otros tienen otro tipo de poder y lo aprovechan para llenarse bien los bolsillos. Los que nunca estarán vacíos son los de los políticos que tienen subvencionado hasta el gintonic, algo que no prueba el que dice adiós al Barça destapando la cara de la directiva.

Y en medio de todo… el periodismo apareció… vestido de azul. Nos morimos de ganas de saber lo que ha pagado Volkswagen por esa portada de domingo completamente teñida. Si salvase de nuevos despidos, bienvenido sea. Pero el problema de El País es otro. El mismo que el del resto de medios. En la publicidad no está la respuesta, por mucho que nos permita respirar un día más y eso siempre sea tranquilizador. Where are the limits?

Anuncios