Etiquetas

, , , , , , , ,

Me he levantado crítica, quién sabe si porque hoy mi diario se reúne para ver qué nuevas “medidas coyunturales y estructurales” de “racionalización” toma justo un año después del último ERE o quizás por los 6.202.700 parados que España tiene el lujazo de acoger (y 902.300 de ellos en Cataluña, no se vayan ustedes a pensar).

Y estaba repasando, para preparar La semana en imágenes, las portadas, ya viejas, de la edición del pasado martes 23 de abril de los diarios y no he podido evitar sorprenderme ante la pantalla, maldecir en voz alta y negar con la cabeza ante lo que he visto. Dos diarios catalanes, El Periódico y La Vanguardia, jactándose en portada de sus resultados en el EGM*.

Vergüenza. Eso les tendría que dar, a ellos y a cualquier otro medio, atreverse a colgarse cualquier tipo de medalla, cuando llevan ya algunos años burlándose de los profesionales y de los lectores con despidos continuados y un empeoramiento claro de las condiciones laborales de sus plantillas. Porque del contenido ya ni hablo. El lector lo sabe bien. Lo comprueba cada día.

El Gobierno o las empresas deberían empezar a subvencionar las operaciones de estética que necesitaremos para las arrugas que nos saldrán de tanto fruncir el ceño. Vergüenza ajena y rabia, principales causantes.

 

*Para los menos sumergidos en el mundillo periodístico, el EGM es un estudio que mide mediante encuestas (a una muestra representativa de 75.000 personas) qué medios se consumen en España.

Anuncios