Etiquetas

, , ,

Devesa_APAdiós, Febrero. Me has dejado las ramas desoladamente solas, las manos rotas de tanto calor que ha sido frío y el corazón rogando un bypass. Te digo adiós, cansada de dedicar al vacío todas mis ganas.

Adiós, Febrero. O quizás Hola una vez más. Quizás insista en no ser yo. Quizás lo aplace hasta mañana, como si éste fuese año bisiesto. Quizás te dé un día más. Siempre te doy un día más. Y siempre vuelves, Febrero. Pero nunca te quieres quedar.

Y así, las ramas, por mucho que se enfunden sus mejores hojas, estarán siempre desoladamente solas. Vístelas, Febrero. Llénalas de escarcha, aunque sea. Nadie es tan estúpido como para esperar flores en pleno febrero.

Que todos los años son bisiestos si tú quieres y yo quiero. Siempre tenemos tiempo para un día más. Y retrasar el momento de irnos.

Anuncios