Etiquetas

, ,

En los inicios de este blog, pregunté un día de qué hacíamos vacaciones. Y daba múltiples opciones, incluyendo “de nosotros mismos”. La cuestión es… ¿qué haces cuando llegas a ese punto en el que no puedes ni deshacerte de ti?

Quizás lo mejor sería darte a los demás. Quizás la respuesta sea, como siempre lo es, darte a tus amigos. Para caminar sobre los puentes tendidos, para que la humedad cale los huesos en busca de alguna reacción, para sumirte en el surrealismo de lo que pasa pero hacerlo con una sonrisa desafiante que parece decir: “Que te den, Murphy”. Porque Murphy siempre estará ahí (el condenado no tiene otra cosa que hacer) pero cuando no estás solo al menos te atreves a mirarlo a los ojos.

Girona_colors_APelayo

Anuncios