Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

En una época de subida del IVA a los espectáculos teatrales (y a casi todo a lo que se le pueda incrementar el IVA, de hecho), que te ofrezcan ver una obra por 10 euros es ya una muy buena noticia. Porque 10 euros no pagan el entretenimiento de una hora y media de espectáculo. Y todos lo sabemos, en realidad. No pagan los sueldos de los actores, ni las horas de ensayo, ni el vestuario, ni el alquiler de la sala, ni la iluminación ni… el buen rato que se lleva el espectador.

Sin embargo, todavía hay pequeñas salas que se atreven a poner precios ajustados al bolsillo del espectador con ganas pero sin posibles. Es el caso de la barcelonesa Sala Cincómonos, que acoge durante todos los miércoles de diciembre (19 y 26 incluidos) la “barata pero profesional” Bambalinas Paral·lel, en palabras de su director, Misael Páez. Y lo bueno de que muchos no conozcan el nombre de la sala -por no estar en el circuito de las tradicionales– es que muchos no esperarán, tampoco, la cercanía del espectáculo, clave en el texto original del joven autor.Y eso es un gran punto a favor, porque que te sorprendan también es siempre buena noticia.

Por otro lado, lo bueno de que a muchos no les suene qué es Bambalinas Paral·lel es que muchos no saben qué van a ver. Y se llevarán otra sorpresa, en forma de obra de TEATRO. Así, con mayúsculas. De una obra curiosamente actual, a pesar de relatar la jornada de unas cabareteras durante la noche del 23-F. ¿No hablaron muchos de sacar los tanques a la calle tras el 11 de septiembre de 2012? Pues Bambalinas habla de la España de 1981.

Luchar_BAMBALINAS

Pero para el espectador menos político, o incluso para el que no había nacido y por lo tanto no vivió la incertidumbre del 23-F ni de otros golpes de Estado (sospecho que el espectador argentino va a sentirse muy cómodo viendo la obra) debo aclarar que aunque el regusto amargo de las decisiones (o indecisiones) políticas está muy presente en Bambalinas, el foco principal está puesto en las supervedettes que protagonizan el show. Cuatro superestrellas del ¿siempre? luminoso y atractivo Paral·lel. En la Cincómonos nos sirven sus ilusiones y sus miedos en bandeja y el espectador observa a estas viejas glorias como si de algo nuevo se tratase. Resulta que las vedettes tienen corazón. Y vamos a comprobarlo.

Sin embargo, si algo no puede faltar en un texto de Misael Páez (quédense con el nombre, porque no es la última vez que lo van a escuchar) es el humor, tan protagonista casi como Vicky Claver, Tere Sanjuán, Rita Romero y Mercè Botifoll. Más allá de que los números de estas cabareteras están cargados de picardía y sentido del humor, existe en Bambalinas un personaje que equilibra la tensión de aquella noche y, por qué no, la del espectador. El adorado Martín, un maestro de ceremonias a la altura del espectáculo. Literalmente. Ya me comprenderán cuando acudan a la Cincómonos el 19 o el 26 de diciembre (21 horas)

Bambalinas 2

Fotografías de ferpfaff

Se prevén más funciones en enero, aunque todavía no tienen fechas establecidas así que aprovechen y vayan ahora. Pocas veces acudirán a un cabaret tan dramático. Pocas veces acudirán a un cabaret tan divertido. Y no es una contradicción. Todo se comprende mejor entre bambalinas. Así que vayan. Y disfruten. Déjense cegar por las luces y las sombras del Paral·lel en pleno Eixample. No teman derramar alguna lágrima (de risa o de pena) viendo un cabaret. Existen cosas insólitas. Como ver a una vedette disgustada por no tener su habitual bocadillo de tortilla a la francesa con queso fundido antes de empezar su función. Como ver muy buen teatro, donde no sólo se divierten los actores sino también el público (gracias por esa generosidad), por sólo 10 euros.

Sala Cincómonos – Consell de Cent, 283

Reparto: Àngela Monge, Alba Guilera, Andrea Cortijo, Bianca Palmisano, Libertad Ribera, David Bo, Charlie Anderle y Misael Páez Sanroque.

Texto original de Misael Páez.

Entradas a la venta en Atrápalo y web oficial de Cincómonos.

Anuncios