Etiquetas

, , , , , , ,

… de desear ánimo a gente que es normal que lo pierda, ninguneados por empresas por las que han dado más que la cara. Han dado sus firmas, sus voces y, a menudo, media vida en forma de horas y horas de trabajo incansable.

… de tratar de animar, también, a gente que ha sido menospreciada de una forma todavía más sutil, simplemente siendo ignorados, sin considerárseles si quiera para una entrevista.

… de que hacer las cosas bien no signifique nada para la mayoría.

… del talento encerrado, apagado, callado, parado.

… de los peces que se muerden la cola. De tomar siempre las mismas medidas (las más cobardes) ante las mismas situaciones. Si se repiten las situaciones, ¿no será porque las medidas no eran las adecuadas?

 

… de las normas absurdas, de tener que aceptar condiciones, situaciones que son incomprensibles y, digo más, INACEPTABLES en realidad.

de que los aviones para huir estén cada vez más llenos.

… de mentir. Estoy cansada de sonreír ante lo que no merece ni una mueca.

 
PD. Estoy cansada de que tener trabajo te invalide para quejarte de un sistema que es OBVIO que no funciona para casi nadie así que abstenéos de juzgarme. No aquí. No hoy. No estoy hablando (sólo) por mí. Hablo por los que no tienen más fuerzas para hablar. A mí me quedan (de sobras) y me quejaré lo que haga falta hasta que algo cambie o hasta que pierda la ilusión. Y siendo sincera, va a llegar antes lo primero. Lo sé. Tiene que ser así.

 

Anuncios