Etiquetas

, , , ,

No entiendo a la gente que no escucha música compulsivamente. No entiendo a la gente que no se enamora de una melodía y la destroza poniendo su voz encima porque no puede evitar cantar. No entiendo a la gente que vive sin letras y ritmos tan variados y tan placenteros. No entiendo a la gente que no respeta silencios en canciones que tienen silencios. No entiendo a la gente que no agita su cuerpo de forma casi enfermiza cuando suenan temazos, himnos, como éste.

Cuando todo está perdido, una voz ajena te canta al oído y despierta todo lo positivo que hay en ti, que es mucho y que estaba enterrado entre pensamientos sin duda menos productivos. De repente un desconocido te devuelve la fuerza y la motivación que te faltaban. Es magia. Es música.

Un día sin música es un día que no debería haber existido jamás. He dicho.

Anuncios