Etiquetas

, ,

 

La marea nos ha arrastrado. ¿Te acuerdas de cómo empezó? A ti nunca te gustó remar y yo… estoy agotando la fuerza que siempre quise tener. Somos casi tan ligeros como una de esas ramas rotas y enmarañadas en algas que aparecen en medio del mar. Quién sabe de qué árbol cayeron. Primero las atrajo el viento y luego… luego vino la corriente. Y ahora vamos, la endeble rama, los endebles tú y yo, hacia un horizonte que nunca parece más cercano, hacia un horizonte impensado. ¿Lo ves? Cada vez estamos más hundidos, más ahogados, irremediablemente más atrapados.

Aunque sea coge esa rama destrozada y rema conmigo. No puedes negar que siempre has tenido curiosidad por ver qué escondía el horizonte.

 

Anuncios