Etiquetas

, , , , , , ,

Es increíble cómo las redes sociales van minando nuestra moral sin que nos demos cuenta. No, no voy a hablaros de cómo se comen nuestro tiempo -de hecho lo devoran- sino que hoy, de repente, me he dado cuenta de que Twitter y Facebook son inventos de alguien que nos quiere muy mal para demostrar que somos un CERO en la escala de creatividad.

O sea que ahora nos pasamos el día riéndonos de grupos surgidos en estas redes. Algunos mejores, otros peores pero, la mayoría, de un ingenio que a muchos nos gustaría poseer. Hoy os hago un minianálisis de Facebook:

Hay grupos que tenían, en su momento, actualidad. Blackberrys que se pillan el puente del Pilar; Voy a tomar el sol: a 27 nubes les gusta esto; A mi también me silban por ser guapo, rico y bueno; La acampadaBCN es una estrategia para echar a las palomas de Plaza Catalunya; Toros expertos en cirugía maxilofacial (vale, éste es algo cruel); Bin Laden ha muerto: dejádme llevar champú en la maleta; En España, cuando acabas la carrera tienes tres salidas: por tierra, mar y aire (éste sigue siendo actual y por muchos años).

Otros juegan con las palabras: Darte un golpe con un limón y quedar en estado cítrico; Las monjas no llevan sandalias porque son más devotas; Personas que eso de madurar se lo dejan a las frutas; – Soy celiaca. – Encantado, yo Antoniaco; Mi más sentido bésame; Los vegetarianos no pueden ser felices porque no pueden comer perdices; El Congreso de los imputados o, en la misma línea, En España salimos de la universidad pre-parados.

Y luego están los que revelan puntos ocultos de nuestro carácter: Desconfiar de la gente excesivamente simpática. Algo ocultan [el paranoico]; Organizar meriendas a lo Manet sobre la alfombra de tu sala de estar [El que hizo demasiadas horas de historia del arte]; Te lo digo sin acritud pero estoy rememorando escatológicamente a tu padre [el educado]; Ahora no puedo, tengo que bañar a mi pez [el pasota]; Conquístala con cloroformo [¿añado algo?]; Felicitar a tus enemigos el día después con un “feliz cumpleaños, retrasado” [el sutil].

En serio, ¿a quién se le ocurren todas estas frases tronchantes? ¡Y encima a una velocidad brutal! Empiezo a pensar que Facebook y Twitter tienen contratados creativos para que estos disparates que nos encantan nos tengan bien atrapados a sus páginas. De hecho… si no los tienen contratados no sería una mala idea, no? #Andreacontraelparo

Pero hay más. Para colmo, no sólo nos podemos dar cuenta de nuestra falta de ideas sino que, además, nos descubren que no somos los bichos raros que creíamos ser. ¿O es que tú también creías que eras el único que oías una canica caer sobre tu techo algunas noches? ¿O que sólo tu abuela cortaba judías verdes mientras miraba la Ruleta?  ¡Hay más gente que se queda en un rincón de la ducha porque el agua sale fría! Y en todas las fiestas de cumpleaños de nuestra infancia se ponían triángulos de nocilla y fanta de naranja. Y hablando de fiestas… Una cogorza más, una chaqueta menos. ¡No hace falta decir nada más!

Y el que lleva tiempo circulando por ahí pero que en menos de un mes vamos a necesitar mucho: Planes migratorios para cuando el PP gobierne España.

Minarán nuestra moral pero nos hacen reír un buen rato. Que dure, que dure.

Anuncios